jueves, 31 de diciembre de 2009

Hasta luego.

Último día de un año que no volverá jamás, todos están al tanto de esto, obviamente...
Espero no seguir tan desganada como lo estoy ahora, y ojalá que terminemos este año de la mejor forma posible, para poder empezar el 2010 todavía mucho, pero mucho mejor.

Felicidades a todos, hasta el año que viene.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Como que todo resbala, no?




Es el penúltimo día del año y todavía no caigo del todo. ¡¿Cuándo fue que el tiempo se me fue de las manos como el agua se vierte en un colador?! Cada vez siento que tengo menos tiempo para hacer lo que me gusta, para tener una charla bonita con mis amigas, para compartir un beso con mi novio... qué pasa?
Igual creo que está bueno que haya un límite de tiempo... si no qué proyectos tendríamos? Me parece que quedaríamos encerrados en una rutina sin fin... sería incluso peor de la misma rutina que tenemos que bancarnos cada año, no?
Un año a estrenar llena a la gente de ilusiones, emoción, euforia, proyectos, visiones...

Hay muchos que dicen "Año nuevo, vida nueva" pero inconscientemente sabemos que la "vida nueva" siempre va a depender de lo que nosotros queramos para ella. Si querés quedarte en el año que pasó o querés implementar lo mejor para el año siguiente, es tema tuyo. Recordar es lindo cuando no te provoca heridas, pero viví el presente, sonreí, disfrutá el tiempo que te es dado porque un minuto pasado no vuelve jamás...

Vuelvo a repetir que este año se me pasó más que rápido, muchísimo más que rápido. El 2010 va a ser un año de cambios ENORMES (no lo digo solamente poque voy a empezar la facu o porque consiga algún trabajo) y quiero empezarlo de la mejor forma posible, con toda la buena onda y con la frente bien alta para poder estar un paso más cerca de todo lo que quiero conseguir.




Mis mejores deseos para todos. Espero que despidan el año 2009 guardando un montón de recuerdos lindos, sin recores... y que el joven 2010 venga con toda la pila y lleno de sorpresas lindas!

lunes, 28 de diciembre de 2009

Siento vértigo.

Siempre quise llegar a esa meta y nunca pude: "Voy a ponerme a estudiar con tiempo..." siempre le erro. Incluso ayer, por habérseme ocurrido ponerme a calentar la silla un día antes al examen más difícil que -creía- iba a tener que hacer... tuve que quedarme escribiendo a punta caliente largas hojas de cálculos...

Hoy me doy cuenta de todo el jugo y el provecho que pude sacar de ello. Reconozco que tengo que empezar a acostumbrarme a no estudiar horas antes de un examen... mucho más sabiendo que ahora -sí, AHORA sí- voy a empezar la universidad... hasta ahora pienso que es lo más "difícil".

Hoy di mi segunda -y última- previa en el colegio. Como dije antes alguna vez, estaba asustada porque nunca en mi vida me había llevado materias ¡Y ahora sé que gracias a haber aprobado voy a poder ingresar a cosas que se van a hacer mucho más difíciles todavía...! Ay, Dios, cuánta emoción y a la vez cuánto sentimiento de susto y miedo me recorren ahora...

UNLa, te veo cada vez más cerquita =). Y te juro que siento que estoy ilusionada... en lo más alto, tanto que me llena de vértigo ... pero me llena también de satisfacción y de ilusión el hecho de sentir que estoy cada vez más apta para alcanzar mis sueños.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Otra Navidad...

Regalos, brindis, confites, pan dulce, el Arbolito lleno de luces de colores, Papá Noel, el Pesebre, juegos artificiales, la junta familiar, las canciones con arpa, la euforia, las risas...
Todo esto me hace recordarte tanto, Abuela.

Estoy creando la hipótesis de que a pesar de los años, todavía ahora, no logré dejar atrás lo que la gente llama infancia. Será que siempre te recuerdo a VOS porque sos el principal símbolo de lo hermoso que fue vivir esa etapa (con vos)... seguramente, y justamente porque solamente pudiste estar conmigo sólo cuando yo era chiquita es lo que más me hace recordarte. Me acuerdo constamente de mi infancia porque vos provocás que lo haga. Todo lo que hiciste por mí provoca que no lo olvide.

Igual creo que no solamente el hecho de haberte querido tanto hace que te extrañe a vos y a todo lo que fue mi infancia por causa tuya; antes de que te fueras las cosas eran realmente distintintas... y cuando fui chiquita aprendí a reconocer lo que es tener una familia unida. No me refiero a mamá-papá-hijos, hablo de la FAMILIA... vos eras como el pegamento de lo que "fue" esa gran unión que supiste constrír... y ahora siento que hacés tanta falta, Abu.

Sé que la vida sigue, que hacen varias Navidades que no estás con nosotros y reconozco que fueron todas muy lindas... pero los gestos, los brindis, el abrazarte... estas cosas de ahora no se comparan con la confortable y nostálgica idea de estar así, pero doce años atrás.
A que donde quieras que estés... sea donde sea, espero que puedas darte cuenta de todo lo que pienso, lloro y te extraño. Tu recuerdo siempre va a ser la base de mis ilusiones y recuerdos más lindos.

(Y a todos, Feliz Navidad).

martes, 22 de diciembre de 2009

Cuando de trata de...

Él sabía que lo estábamos haciendo mal y yo también. No porque pasara algo cada vez que nos veíamos, sino porque los celos de ella hacían que pasaran en su mente. Yo no quería eso porque sabía lo que se sentía.
Manteníamos encuentros regulares. Un día, "casualmente" me guió hasta el árbol donde nos dimos nuestro primer beso. Me recosté sobre sus muslos y la única vista cercana era su cara.
El silencio era incómodo, tentador, me incitaba.
"Te amo" le dije, como si fuera que hacerlo cambiaría las cosas. Él obviamente me contestó que me quería mucho, que era mi amigo y que nunca se iba a alejar de mí (Pf, qué consuelo más devastador).
Hubo más silencio pero no lo iba a romper más con estupideces de chica enamorada...
"¿Te puedo dar un beso?" propuso después, bajando la mirada a los labios que alguna vez fueron suyos. Ahora el silencio era la forma más clara de dar la luz la respuesta. Pero simplemente me serparé de él y solo me conformé sentandome a su lado. Le dije que no muerta de ganas, controlando los impulsos... esos que hicieron que cometiera mi primer error al confesarle lo que seguía sintiendo.
"¿No era que me amabas?"
Obvio que lo amaba, y esa es una de las principales razones por las que me rehusé. Cuando estás de novio es porque estás enamorado, y solamente querés estar con esa persona... ¿Por qué vas a entregar tus besos a alguien más cuando supuestamente les pertenecen a otra?

- No puedo hacerlo.
- No cambiaría nada si queda entre nosotros.
- Cambiarían muchas cosas. En vos no sé, vos tenés novia y las cosas tal vez queden como si nada si te doy un beso; en cambio en mí no, yo no estoy con nadie y sabés lo que siento.
- ¿Al menos te puedo dar un abrazo?
- Bueno.

Recordé uno de los tantos abrazos que me había dado tiempo atrás, estando de novios. Este fue muy parecido, tan camufladamente cariñoso y emocionante. Allí decidí esconder toda mi tristeza.

lunes, 21 de diciembre de 2009

No mientan, Diciembre también es estresante.

Hoy ya es LUNES! Ah, malditas promesas...
Hoy entregué mi primer curriculum, me siento grande (?). En realidad, más que grande me siento rara, siempre dije que me cuesta empezar estas cosas de mujer adulta, y al ser el primer trabajo al que me interésé, es como que todo cambia más rotundamente... no sé.
Éstos días están siento bastante estresantes. Esta semana lo está siendo. Mañana tengo examen final de inglés y dependo de toda mi tranquilidad para poder aprobarlo y pasar al grado Superior.
Sí, eso es lo que necesito: tranquilidad y seguridad. Los nervios siempre me carcomen la poca información que me queda en el cerebro y dejan mi mente en blanco. Así que mañana nervios AFUEERA...

... las bolas, me tiemblan las piernas. Ayer fue un día con muchos altibajos, hoy me ayudaron a armar mi primer currículum para entregarlo, mañana tengo final de Inglés, el Jueves es noche buena y después tengo que dar una previa en el cumpleaños de mi mamá. ¿Quién fue el vago que dijo que las vacaciones están hechas para disfrutarlas? Buscate un trabajo y decime, jaja.

Por cierto, iba a la parada del bondi y escuché el primer cantito de una cigarra... ¡Feliz día del Verano! je.

viernes, 18 de diciembre de 2009

NO gracias.

Es algo parecido a la propaganda: "Estan los que creen que la familia no se elige, y estamos los que volveríamos a elegirla".

Yo a veces no me decido, no sé con qué parte de la frase quedarme. O sea, es obvio que a pesar de que las cosas feas que te tapen y aunque todo ese fango te hunda hasta que te llenes los pulmones de barro, sin poder respirar... siempre va a estar esa mano buscándote, tratando de salvarte, de sacarte de todo ese barro movedizo en el que te estás hundiendo... es cuestión de saber encontrarla.
Sin embargo me siento tan débil, tan susceptible y tan perdida dentro de este bosquejo oscuro. Lo peor de todo es que esto es repetitivo... es un círculo, una escalera en el que el líder siempre va estar en lo más alto y con el pesar del más desgraciado ahogándose en el barro. No parece importar nada más.

Este es uno de los momentos en el que me inclino a la parte baja de la balanza. Estoy tan encerrada y siento que tengo tan pocas posibilidades de salir de esta penumbra que la única que está conmigo acá adentro sólo está para hundirme.
Sé que no debería decir esto, sé que tendría que tener la mejor imagen de vos... también sé que querés lo mejor para mí, e incluso me confesaste una vez que quisieras ser mi mejor amiga... pero ya no sé qué recursos usar para demostrarte que lo que estás haciendo es lo peor que podés hacerme. Sólo estás consiguiendo que me aleje más de vos, y estás provocando que me hunda más en el fango que vos misma producís.

No lo digo solamente por rebajarme a mí... si tenés la peor imagen de mí, está bien... decíme de todo, pero POR FAVOR, no te atrevas a tratar de hundir también a los que quieren salvarme. No trates de llenarme la cabeza porque no lo vas a conseguir NUNCA.

El que seas así hace que me aleje de vos, y por consiguiente, hace que cree una barrera que impide que puedas conocer a la gente que me rodea. Así que tenés muchos menos motivos para hablarme de críticas morales. Decí lo que quieras de mí pero no toques a la gente que amo, mucho menos delante de mí, por favor...

No es nada lindo que vivas para mortifcarme. Ahora deberías estar riéndote conmigo de las boludeces que hago cuando estoy con mis amigas o con mi novio. Pero estás afuera, alejada de mí, y yo llorando, sin el apoyo de una mamá. De alguien que no demuestra conocer el sentido de la vida, y solo se basa en lo material.

No puedo creer que pienses todo eso, y mucho menos que hayas tenido el coraje de decírmelo en la cara. Me heriste demasiado, más de lo que te imaginás, y a pesar de que no es la primera vez - ni la última- que me tirás el ego y lográs que tenga el autoestima en la suela de los zapatos, a pesar de que sé que las cosas van a seguir siendo igual, a pesar de que sepa que nunca más vas a cambiar y a que tenga que resignarme, y a pesar del gran apego que te tenga... nunca voy a olvidar todo lo que me dijiste.

Dejé de lado y perdí muchas cosas por vos. Traté de hacer un montón de cosas para complacer tus caprichos de mujer inmadura y a pesar de que nunca estabas conforme siempre traté de hacer lo mejor que podía. Pero ahora no quiero perder lo que más amo por tu culpa.

NO gracias por haberme arruinado los días... una vez más.

¿Cuántas gotas van a ser necesarias para rebalzar el vaso?

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Cuenta Regresiva

Hace no mucho tiempo aclaré que estaba segura de que iba a llevarme materias. Bueh, luego de doce años de tanto estudio, ya anotada en la universidad, en mi último año en la escuela y con promedios más altos que un siete estando en tercero, por primera vez en mi vida me llevé materias... nada frustrante para algunos, pero para mí Señorita Principiante, uf.
Y no sé... ando con las piernas temblorosas. Mañana a las 9:30 rindo mi primera previa y casi no tengo uñas, las comí todas... espero no quedarme sin pelo para mañana (?).

Por favor, a los que lean: El hecho que piensen en mí a las 9:30 (¿Al menos soñando?) o me deseen suerte desde lo más profundo de su ser (ni siquiera es necesario comentar, eh? =D), va a provocar que mi inseguro y hundido ego me sirva una vez en la vida para impedir que los nervios me bloqueen.

UNLa, te veo lejitos. Vamos a ver si mañana te veo un poquito más cerca.
=)

Miren el diploma solamente. Todavía me falta uno.

martes, 15 de diciembre de 2009

Y el tiempo pasa...

En mi desesperado caso, cuando era chiquita siempre quise tener un relojito del tiempo para adelantar todo y ser grande. Siempre imaginaba lo lindo que sería tener un cuerpo y una mente de "mujer desarrollada". Creía que todos me respetarían, que todos me tendrían como la más "wow" por ser grande. De chica creía que ser una nena era re feo porque todos pasaban por alto lo que decías. Me cargoseaban a piropos de nena bonita y me apretujaban los cachetes siempre rojos y rechonchos. Nunca me dejaban ir adelante del auto y dejarme andar en bici o el rollers significaba una condena de muerte.


Ahora, con 18 años, me arrepiento de haber pensado todas esas estupideces de nenita inocente. Ser chico es hermoso, no tenés responsabilidades y tu mente sanamente ingenua te permite estar afuera de casi todos los problemas. Al crecer te delegan responsabilidades, tareas importantes, y tener "una mente desarrollada" implica que casi todos los problemas te caigan como baldazos de agua colgelada.
Sí, cuando era chica creía que tendría el cuerpo de las mujeres de las revistas, y ahora... jaja, tengo un cuerpo de niña deformado por el paso del tiempo y las circunstancias. Nada de fotos ficticias de modelos importantes. Nada de eso.
Llega un punto en el que me pongo nostálgica, veo fotos y me desespero. ¿Cómo pudo el tiempo haber pasado TAN rápido? Algún ser todopoderoso sí es dueño de ese bendito reloj mágico y adelanta el tiempo a pasos agigantados?



Reconozco que a veces extraño el pasado, pero no sólo de la infancia. Hace tan sólo unos años atrás ya era "grande", pero era otra persona... a veces extraño mis disparates de chica pre-adolescente o incluso de ya adolescente. Extraño algunas ocasiones que me hicieron sentir cosas particulares, extraño a las personas que estaban a mi alrededor... pero no lo digo justamente por la presencia física de esas personas, sino por los valores sentimentales que tenían en ese entonces... justamente eso era lo que me hacía sentir de distinta manera que ahora.

Sin embargo acá estoy, dejé mi infancia atrás y sigo creciendo. Me quejo por ser gorda y no ser más chica y estoy segura de que cuando tenga 30 años voy a extrañar mi antiguo cuerpo y voy a quejarme de no ser tan flaca como cuando tenía 18. Tener 18 también es hermoso porque como dije en el post anterior, estoy pasando por una especie de Metamorfosis que cambia todavía más mi contexto, y mi propio Yo. Estoy descubriendo cosas nuevas y sé que en el fondo es fascinante. Es fascinante lo que fui, lo que estoy siendo ahora y lo que llegue a ser después. Y a pesar de que lo ideal sería tener un relojito del tiempo para volver, despejarme un rato y recordar viejos tiempos en carne propia... el presente me está guardando la cosa más valiosa que estoy tratando de cosechar, que es MI futuro.


¿Ustedes nunca quisieron tener un relojito de este tipo?

lunes, 14 de diciembre de 2009

Metamorfosis

Cuando estoy desconectada del "mundo cibernético" durante tantos días, es como que se me acumulan tantas cosas por decir que la información chorrea en gotas enormes, se mezclan todas en el piso y es difícil ver qué cosa es cuál.
La cosa es que estoy pasando por un cambio que nunca ví tan cerca ni tan latente en mí. Hace unos meses no pensaba en lo mucho que me iba a costar decir "Chau" a todos los que compartieron tantos años conmigo, decir "Chau" a los que forman parte de lo que fue mi segunda casa... la puta madre, me cuesta demasiado.
El viaje de egresados, las despedidas, la fiesta de egresados, la entrega de diplomas... ya acabó todo, y hoy dio por terminado el año lectivo con el último acto académico del colegio. Me dieron un regalito en conmemoración de haber pasado 12 años en ese lugar...qué nostalgia, pensé que ese día no llegaría nunca.

En fin, no sé cuántas veces más sean necesarias subir un post así, demostrando lo mucho que voy a extrañar la escuela. Lo cierto es que esta etapa ahí adentro quedó tatuada en mi memoria y en mi corazón para siempre. Nunca los voy a olvidar, 3ro B. Ya no me salen más palabras.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

¿Tenés al menos la pálida idea?

A pesar de que algunas veces cuando estamos tristes no nos animamos a hablar, o no nos sale cómo decir las cosas justamente porque "no es el momento", hay otras a las cuales la tristeza le despierta todo tipo de inspiraciones.
Tal vez cuando están bien no les sale expresar lo que les pasa del todo -hablando de temas que estén relacionados con temas tan delicados como la tristeza, claro-, pero la tristeza es como esa guía que permite que todo te fluya, hace que te vayas por las ramas, permite que te desahogues de manera particular... a mí me está pasando eso.

Hace muchos meses yo era otra persona, lo juro. Sé que va a sonar muy común pero yo veía todo muy distinto hasta que conocí. Desde que apareciste en mi vida hiciste que nacieran en mí sentimientos que hacía mucho que no sentía... bah, mejor dicho, que nunca antes había sentido: Antes de conocerte lo único que sentí fue amor, sí, pero al final nunca fui correspondida; había sentido felicidad, pero sólo había pasado por un momento que creí que fue bueno y en el que sólo me dejé llevar por mis crédulos pensamientos...

Cuando te conocí todo fue distinto porque me hiciste dar un paso enorme muy precozmente. A pesar de todo el miedo, la inseguridad, y los recuerdos feos que tenía de tan solo unos meses pasados, el descubrirte hizo que me sintiera mejor conmigo (con vos).
A pesar de mi pasado, volviste a unir todos los pedacitos rotos y tapaste todos los agujeros sin dejar rastro... me volviste distinta, me convertiste en una chica menos conservada, y más extrovertida -todavía hay mucho por hacer-.

Te juro que no me alcanzan las palabras para describir todos los cambios postivos que cultivaste en mí... son tantas que me hiciste la más dependiente de Vos. Reconstruíste y recuperaste tantas cosas en mí que siento que sos el único sostén de mi Yo. Sos como la columna que sostiene el techo de una casa vieja, como el pedazo de tela en un pantalón remendado... te juro que te convertiste en mi vida, mi vida entera... y me desesperan y me llenan de impotencia los momentos en los que hay algún percance, aunque sea el más mínimo e insignificante... y el solo hecho de imaginar que pudiera pasarnos algo malo hace que mi corazón se acelere y mis ojos se llenen de lágrimas... soy tan tuya, te pertenezco tanto, estoy tan metida en lo que siento que no podría alejarme de vos, no me lo imagino. Sería como romperme de nuevo y en pedazos más chiquitos... sería como descoserme, desprender de un tirón todas las telas que me tapaban dejándome con las marcas de las agujas sangrándome para siempre. ¿Tenés alguna idea de lo que siento por vos?

Existirán muchas parejas que peleen tres veces al día, pero yo no podría aguantar siquiera una discusión pedorra una vez cada tanto. Ellas son como los "rasponcitos" que gastan las enmendaciones del pantalón, ¿entendés? y lo peor de todo es saber que aunque yo no lo busco, yo soy la que me caigo, y yo soy la qe me raspo. Necesito que siempre estés ahí, al lado mío para darme la mano, para abrazarme y nunca soltarme...

Nunca me voy a cansar de repetirte que sos lo más hermoso que me está pasando. Realmente me siento afortunada de saber que a pesar de todos mis rayes siempre andás con hilo y aguja para remendarme, je. Una aguja que no duele mientras pincha, sino que me da las sensaciones más lindas que nadie, pero te digo, NADIE, pudo provocar en mí, nunca.
No encuentro las palabras para agradecerte por tantas cosas, no puedo creer que seas tan parte de mí ni que esté tan feliz de haber entontrado a alguien como vos. Gracias por haber aparecido en mi vida y llenarla de cosas lindísimas y únicas, gracias por tu cariño, por tu amistad, por tus sonrisas, tus abrazos y tus palabras. Por tu compañía, por ser vos y no otra persona.

Nunca te alejes de mí porque sos todo lo que me forma.

Y decirte que TE AMO MÁS -no solo hoy, sino todos los días- es algo insignificante al lado de lo que siento por vos.
.

martes, 24 de noviembre de 2009

Está oscuro.

Una vez, no me acuerdo dónde, leí que resignarse no es lo mismo que aceptar; aceptar es respetar al otro, mientras que la resignación es una demostración de cobardía.
Pf, no sé, seré cobarde entonces, no sé. El tema es que estoy muy cansada... no puedo más y no quiero seguir. Desde que supe que mi sensibilidad me jugaba en contra siempre traté de contrarrestarlo, pero nunca pude y en el momento que creo que finalmente sí lo hice, llega un punto en el que me doy cuenta de que en realidad no es así.

Siento que mi cuerpo, mi mente y mi corazón no pueden soportar casi nada. Todo me pega fuerte y soy suceptible frente a cualquier situación, me inundan las ganas de llorar, siento un hueco horrible en el pecho, me tiemblan las manos y la voz...
Debo confesar que en los últimos meses no hice más que pensar en hacer locuras, casi todos los días. No sé, me estoy volviendo loca, loca de angustia... pero no solo por el hecho de ser sensible, sino porque sé que no puedo sacarmelo de encima. Si puedo evitar lo malo lo hao, pero soy tan receptiva que inconscientemente me guardo todo para mí y no lo comparto con casi nadie. No encuentro la forma de descargarme, pero a la vez no quiero que nadie me vea llorando, porque confieso más, últimamente estoy llorando todos los días...
Quiero dejar de ser tan pamentosa, tan maricona y dependiente de cariño. Quiero aprender de una vez por todas que las cosas malas de la vida -tal vez no tan malas- sirven para fortalecer el corazón... pero yo lo hago un boyo, me trago el llanto, y cuando exploto, el único que lo sabe es mi peluche, mi almohada húmeda y yo.

Cada vez que pienso en esto se me viene todo abajo, las lágrimas me empiezan a salir igual que ahora. Me siento el ostorbo, la hinchapelotas que quiere aprender a dejar de molestar a los demás con sus problemas psicológicos...

Por Dios, estoy hundiénme, no veo progreso, no veo nada.
.

lunes, 23 de noviembre de 2009

81 a los 18.

Llamalo como quieras. Exceso de estudio, estrés, cansancio, falta de costumbre, no sé.
Pero últimamente siento que todos los efectos secundarios de mi cuerpo al encontrarme en un pre-final son enteramente psicológicos. Tan solo pensar en estudiar o ver esa pilota de carpetas/ apuntes/ cuadernos/ etc. hacen que me violen los dolores de espalda, contracturas, dolores de cabeza, de cuerpo...

Lo peor que te puede pasar al momento de ponerte las pilas es estar desganado, te lo juro. No hay enemigo más atroz.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Cadena alimenticia.

Hoy estaba esperando el colectivo, sentada sobre el banco mirando el casi nuevo hormiguero que estaba bajo un árbol a mi izquierda. Era de ésos que son subterráneos, cuya única entrada es una grieta en el suelo... unas cuántas hormiguitas deambulaban alrededor.

En eso veo que algo muy parecido a una vaquita de San Antonio se acerca. En realidad no se parecía casi nada a una vaquita de San Antonio: Era marrón, y tenía manchitas negras que debían ser blancas si es que daba suerte.
Grande y redonda, caminaba hacia las pequeñísimas hormiguitas, como buscando algo.
Sigo mirando y camina sobre una de ellas, veo que hace como movimientos depredadores, como queriendo rodearla. Luego de casi tres o cuatro segundos la "vaquita" camina desesperada, se aleja de ahí y la pobre hormiguita, panza arriba, seguía moviendo sus patitas. Por ahí la hormiga picó a la vaquita, andá a saber.

Me sentí mal. Incluso hasta la vida más insignificante y chiquitita tiene jerarquización. Los más grandes o los que tienen más poder siempre querrán sobrepasar a los más pequeños, haciéndolos sentir todavía más insignificantes, rebajándolos más, haciéndolos sentir más inferiores.
Sin embargo la naturaleza es sabia... nos aporta armas que sirven para defendernos y que nos cuidan en momentos como éste, en el que nos sentimos acorralados, aterrados, devorados por el que se cree más grande...

Me subí al colectivo así, sintiéndome mal, como esa diminuta hormiga. Yo no me veo las armas, y si las veo, no sé como usarlas...
Todos me pasan por encima.

viernes, 20 de noviembre de 2009

La envidia.

Sentimiento indeseable pero tentador.

Con diferentes intensidades la envidia ha rozado a todos en algún momento de sus vidas. Solemos escuchar que existe envidia "sana" y de la otra, dando por entendido que la no sana es mala palabra y no debemos siquiera pensar en ella.
El envidioso se provoca daño a sí mismo y malestar en los demás. La energía que emana este sentimiento es muy fuerte, negativa y destructiva.
No es una enfermedad, pero sí un defecto de carácter que se une con la venganza, la ira, la autocompasión, el resentimiento, la desconfianza, el culpar a los demás, la crítica, el pesimismo y la falta de amor y de preocupación por el prójimo.
Son generalmente las personas no contentas consigo mismas o las que tienen complejo de inferioridad las que siempre expresarán envidia hacia los demás, ya sea por aspectos físicos o intelectuales, posibilidades de éxito o por bienes materiales.

Yo creo que reconocer que se siente envidia por algo o alguien y que eso es lo que domina nuestras actitudes, deseos y pensamientos es el punto de partida para revertir esa situación... No es fácil, pero tampoco imposible. Si querés a alguien y ese alguien progresa, no hay por qué sentirse mal consigo mismo por ello. Como dije antes, cada uno tiene sus defectos y virtudes, y si vos tenés las tuyas y sabés reconocerlas, siempre vas a saber también cómo manejarlas y demostrarles a todos que vos también podés.
=)

jueves, 19 de noviembre de 2009

Nobody's perfect, man.

Les comento una situación cuestionable.

Te peleás con alguien, todo está mal (En realidad no necesariamente las cosas están mal de las dos partes). Las leyes en el código dicen que jamás se hablarán, jamás se mirarán, jamás nada de nada.
Y fin de la sitación, todo pillo ^^.

Bueh, si supuestamente no te importa más nada de ese alguien con quien te peleaste, supuestamente vas a dejar de hablar de él, no? Mucho menos con personas que son sus allegados, y ni hablar con sus más queridos amigos!
Tengo la hipótesis -casi afirmada- de que lo que más rápido se olvida es un favor, mientras que te es tan pero TAN difícil olvidarse de las ofensas que lo primero que se le ocurre a la gente es sacar el tema en cualquier momento de alguna conversación, con la demostración de calentura a flor de piel y con la vena en carne viva.

O sea... un poco de moral: Si no te importa más, ya fue, no hay necesidad de pudrir a los demás también, no?

Bah, qué se yo, yo trato de no hacerlo. Nobody's perfect, man.

martes, 17 de noviembre de 2009

No todo es lo que parece.

Hacía días que Mariana estaba llenando su cabeza de pensamientos erróneos.

- Deberías irte, mi mejor amiga te está esperando y estás llegando tarde.
- ¿Enperándome? ¿Por qué a mí? Es tu mejor amiga, no al mía.
- Ahora que lo pienso nunca fue mi mejor amiga. Y no, no estoy hablando precisamente de amistad.
- ¿Qué me querés decir?
- Los veo casi siempre juntos, ¿Por qué no me dijiste antes que te gustaba? Pensé que podrías confiar en mí.
- ¿Confiar en vos? ¡¿Gustarme?! ¡¿Qué estás diciendo?! Vos no tenés la más pálida idea de lo que me pasa.
- Pecisamente por eso te lo digo. Ahora resulta que nunca sé nada de vos, ni nada. Siempre estás con la mina esa. ¡Siento que me ignorás todo el tiempo!
- ¿Estás celándome?
- Já! ¿Celándote? Sos el más ridículo. Ni siquiera sos algo mío.

Pablo la miró a los ojos cuando pronunció lo último...

- Entonces no te quejes, Carla tampoco es algo mío.
- Bueh, el otro día no demostrabas lo mismo.
- ¡Vos no tenés idea de lo que me pasa, Mariana!
- ¡Estoy cansada de ser la estúpida! ¡Pensé que éramos amigos, que podía confiar en vos! ¡¿Cómo no pude darme cuenta de que la quer...-

La agarró de los brazos, se acercó a ella y no rozaron sus narices entre sí por casi un centímetro.

- ¡Te quiero a vos, Mariana, todo este tiempo te quise! ¡¿Podés comprender ahora?! ¡¿Podés entender que Carla fue la única forma de mantenerme más cerca de vos?!

Esa frase fue el tapón que la dejó muda, perpleja. Sus ojos contemplaron los de él...

... sus labios contemplaron los de ella.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Test de Personalidad.

1. ¿Cuando te tumbas en la cama para dormir, que postura utilizas regularmente?
Boca arriba

Boca abajo
De lado, mirando a la izquierda
De lado, mirando a la derecha

2. ¿Prefieres Té o Café?
Ninguno


Café

3. ¿De estas 3 cosas que es lo mas importante en tu vida?
Salud

Dinero
Amor
No puedo decidirme

4. ¿De entre estos, cual es tu color favorito?
Verde

Azul
Rojo
Amarillo
Magenta
Cian
Blanco
Negro5

5. ¿Cuantas horas de sueño necesitas al dia para sentirte bien al despertar?
5 o menos

6
7
8
9
10
11
12 o más

6. ¿Te gusta conducir?

No

7. ¿De estas profesiones cual escogerías?
Médico

Periodista
Deportista de éliteProfesorInformático
Artista (Músico, pintor, etc)
Albañil

8. ¿Cual es la mejor etapa de la vida?
Con 1 año de vida

10 años
18 años
24 años
30 años
40 años
60 años
80 años

Resultado del estudio
Tienes la necesidad de gustarle a otras personas y de que te admiren, y con todo tiendes a criticarte. Aunque tienes algunas debilidades de personalidad generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad que no has usado en tu beneficio. Disciplinado y autocontrolado en el exterior, tiendes a ser aprensivo e inseguro interiormente. A veces tienes serias dudas en si hiciste lo correcto o tomaste la decisión acertada. Prefieres cierta cantidad de cambios y variedad y llegas a decepcionarte cuando estás cercado por restriccciones y limitaciones. Te autoufanas también de ser un pensador independiente, y no aceptas las afirmaciones de otros sin pruebas satisfactorias. Pero has encontrado desaconsejable ser demasiado franco en darte a conocer a otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, cauto, y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser más bien irreales.


Bastante puntería :S

viernes, 13 de noviembre de 2009

Slave.

Es increíble la influencia que tienen tus seres queridos en tus decisiones, no?
No importa si lo hacen inconscientemente o simplemente no lo hagan, siempre están, influyentes en lo que pienses, todo el tiempo.

Tengo un espíritu TAN débil.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Maldita bendición.

Ser tan sensible lo considero una bendición…y a la vez, la peor maldición a la que fui sometida.
Al ser sensible podés ver las cosas muy distinto a comparación de los demás, las contemplás con caracterizada dulzura, estás atento al más mínimo detalle. Tenés la capacidad de saber escuchar, y cuando hablás, lo tratás de hacer con delicadeza. Estás consciente de los sentimientos de los demás, sos perceptivo, muy receptivo y siempre querés ponerte en el lugar del otro. Con una sola mirada podés contemplar los pensamientos del otro, podés llegar a tener un profundo contacto anímico con otra persona… sí, sos “divinamente” distinto.


Sin ambargo, las personas sensibles estamos condenadas a sufrir. Somos demasiado susceptibles y aunque así no lo queramos, nos afecta cualquier cosa, tanto que hasta la espina más chiquita de la rosa más hermosa puede provocarnos una herida profunda y difícil de cicatrizar.
A pesar de esto… creo que la ¿capacidad? de tener nuestra memoria remota activa todo el tiempo es lo que más detesto. Siendo subjetiva, le tomo un sentido personal a todo. Al ser tan sensible, todo lo que me rodea tiene un significado particular para mí, y así es como todo lo que me pasa lo guardo en mi memoria para siempre. Por eso recuerdo tanto las cosas buenas de mi pasado… y las malas. Odio tener que recordar casi todos los días todo lo que afecto negativamente mi vida, es algo que no puedo evitar.
Lo más horrible es saber que siempre las cosas malas tienen mucha más influencia en mi modo de sentir que las cosas buenas. Al ser tan susceptible, las cosas malas que te pasen siempre van a pegar más fuerte y durante más tiempo… mucho más si, repito, sos sensible. Sos tan permeable que hasta la basurita más pedorra te penetra el alma y te hace mierda. Y lo juro… ser sensible lo considero una bendición, pero llega un punto en el que no podés vivir sintiéndote bien tratando de pensar en los demás…


Estoy maldecida.
=)

En ese entonces todo era tan distinto...

sábado, 7 de noviembre de 2009

Siempre hay una primera vez para todo.

Sí, sé que conocen esta frase, yo también y me asusta. Ya dije que ando re pesimista y siento que me está yendo mal en todo, no?
Este año es el último en el cole y también ya dije que Noviembre me quita las ganas de todo. La puta madre, qué me pasa? Nunca en mi vida supe lo que se siente llevarse una materia, y lo que tengo no es sólo desesperación de que ahora pase... sino la presión psicológica que de todos me tienen como "la capaz", "la nerd" o la "yo puedo todo"
Las bolas! Yo no puedo nada! Todo me está saliendo mal! Las cosas me cuestan hacerlas el triple, y si consigo hacerlas las hago MAL. Qué onda? Qué es lo que está influyendo tanto en mi desempeño?
Ustedes dirán "Uh pendeja, no es la muerte llevarse materias" pero no es eso lo que me está matando. Todos tienen las re expectativas conmigo, repito, y si llegara a "defraudarlos" (En especial a mis viejos) caería hasta lo más bajo, se los juro.

Siento que me voy a llevar un mínimo de tres materias (Matemática, SIC, y Gestión). Y me cuestan tanto, pero TANTO -súmenle la decadencia de ganas de hacer algo que trae Noviembre- que siento que las voy a terminar de darlas en el año 2020 y que no voy a entrar una mierda en la Universidad =(.

UNLa, qué lejos te siento!
Estoy re desilusionada =(.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Noviembre estresante

Es uno de los meses que peor me está cayendo, el que menos me estoy bancando, se los juro: LO ODIO. No sólo porque no pasa nada significativo ni nada. Es agonizante. Pruebas casi todos los días, pilones de trabajos prácticos, tareas más largas a medida que pasan los días. INTEGRADORAS. No. No puedo.
Yo no quiero imaginarme estando estudiando para finales en la universidad, y me estoy quejando por esto. Nah, definitivamente me puse pesimista loco, siento que no voy a poder más.

Me duele la espalda, la cabeza, tengo que estudiar para una prueba del Miércoles, tengo como 10 tareas de 254684 puntos cada uno para MAÑANA, y encima me duele la espalda. Sí, la espalda, la cabeza, el cuerpo entero. Estoy sometiendo a mi cuerpo a un proceso de autodestrucción estudiantil ¬¬.


Lo peor de todo es saber que el hecho de que sea Noviembre, justamente es lo que me quita las ganas de todo. Es el penúltimo mes del año, chau, terminé, no quiero hacer más NADA.
Y sin embargo... qué triste =(. Voy a extrañar tanto el cole...
Es todo tan mierda u_u

miércoles, 28 de octubre de 2009

Premoniciones chongas.

Anoche soñé con una casa de campo que estaba rodeada de cocodrilos. Puerta que abría, puerta de donde salía algún yacaré, lpm. Lo peor de todo era encontrar pedazos de cola de cocodrilo por todas lados, onda, "Ah, son re fáciles de matar". Miren esto:

"Soñarse cerca de un cocodrilo es un mal presagio, y peor si el animal ataca al soñante, pues indica graves peligros en muchos sentidos, a menos que el soñante se vea matándolo, en cuyo caso los peligros disminuyen; pero el símbolo indica que para lograrlo se requiere de habilidad y paciencia.
En el caso de tener este sueño conviene mantenerse alerta respecto de los amigos que podrían dar desagradables sorpresas.
El cocodrilo en los sueños es símbolo de traición, de engaño, de hipocresía por parte de algunas personas que rodean al soñante en su vida diaria.Soñar que por error o por otra causa se pisa sobre el lomo de un cocodrilo es un aviso para estar alerta, ya que anuncia serios y aun peligrosos problemas si no se actúa con la debida prudencia y firmeza".

Yo me cago. Algún tren de dónde tirarme, por favor?

El Juego del Miedo (?)

Estoy en mi época de aprendizaje. Tengo que aprender a controlar demasiadas cosas definitivamente.
Como dije antes en un post, puede ser que tengas muchos amigos pero siempre habrá uno que guardes en tu corazón por el resto de tu vida... bueh, yo hasta ahora siento que no lo encontré =/.
Más de una vez creí que había encontrado a ese pedacito con quien compartir risas, llantos, discusiones, alguien en quién confiar... pero el tiempo siempre me terminó dando baldazos de agua fría dicéndome "No, nena, esta no te toca a vos". Siempre, por el motivo que sea, la relación se terminó cortando... no del todo, pero no siguió como antes, ya sea por monotonía, por desconfianza, por traición, por secretos...

Ésos son los peores enemigos de la amistad: Los secretos. Los secretos cortan lazos, separan las almas, crean una penumbra en la relación... no permite que fluya la confianza. En la amistad (sin obviar a la relación en pareja, obvio) no deben existir los secretos... son muy perjudiciales, dañinos, insalubres =/.
Yo creí que había encontrado con quién compartir mis secretos más profundos... pero ahora lo más apropiado es callar. La amistad se basa en ser leal, yo trato de serlo -estoy en mi etapa de aprendizaje, ¿lo dije?- pero cuando miro a mi alrededor, siento que los motivos de mi confianza no van más allá de las posibilidades que me brinda el contexto... no sé si me explico.
Si me dan motivos, voy a confiar en ellos; Si ellos confían en mí, trataré de seguir dándoles motivos para que lo hagan.

Pero me siento como encerrada en un complot de un juego maldito, en el que no sé qué pensar, qué decir ni cómo actuar.
Necesito ayuda. Algo... ojalá existiera el bendito librito de instrucciones.
=)

Enseñanza nº 254568441: Con el chusmerío no se llega a nada.

viernes, 23 de octubre de 2009

Yo puedo, Tú puedes, Ellos pueden.

Todos estamos predestinados a existir con determinados defectos y virtudes... es como una etiqueta hecha artesanalmente: Cada etiqueta que queda inpregnada en nosotros es única e irrepetible, si está hecha a mano nunca va a poder ser igual a la hecha anteriormente... Podrán haber muchas simimilares, pero nunca podrá existir alguna que sea perfectamente idéntica a otra.
No quiero tocar mucho el tema de los defectos porque lógicamente la mayoría de la gente -al menos la que conozco (incluyéndome)- siempre se verá a sí mismo más defectos que virtudes.

"No quiero"; "No puedo"; "No me sale". Esas son frases tan comunes... ¡Hasta yo las digo a veces! Pero es impresionante cómo a medida que pasa el tiempo las personas van perdiendo la capacidad de ver todo lo que tienen internamente.
No se dan cuenta de que tienen mucho por demostrar y muchas herramientas para sacar todas sus virtudes a flor de piel... hay más que demasiados ejemplos... algunos podrán tener la capacidad de saber cómo actuar instantáneamente, en el momento que sea. Otros serán más tranquis y se tomarán su tiempo para derramar sus pensamientos sobre un lienzo haciendo de él una obra de arte; Algunos son tan expresivos que su única manera de "descargarse" es mediante la actuación, haciendo reír a los demás, siendo extrovertido. En cambio, podrán haber otros que no encuentren mejor manera que expresarse en una hoja de papel. Bueno, he aquí a su servidora.

Estoy tratando de mejorar mi capacidad de expresarme desde que me supe ver esta virtud. Cuando la descubrí, supe que la mejor manera de descargar todas mis alegrías, tristezas, incertidumbres... era a través de una lapicera y un papel. Tal vez podía acompañar mis letras con algún garabato, algún color, algún dibujo... después de todo era algo que me tranquilizaba. Me hacía sentir aliviada, descargada.
Ahora casi no lo hago en hojas de papel porque un teclado me es más práctico. Sin embargo, cuando siento la necesidad de agarrar lápices de colores, idealizo con tranquilidad y a mi manera.

Hoy me sentí contenta... por alguna razón sentí que había logrado una meta "corta". Me entregaron, por tercer año consecutivo, mi diploma por participar y ser ganadora en el Concurso Literario de mi colegio.
Lo que más feliz me pone es que el primer puesto me fue guardado en el último año de participación en el concurso... nunca fui ganadora en algo, no me había tenido demasiadas expectativas, los participantes eran muchos. Pero pude. Me dieron la posibilidad de poder hacerlo.

Esto me enseñó que nunca tengo que bajar los brazos y que tengo que aprender a ver todas las cosas buenas que puedo llegar a demostrar...
Si tenés algo que quieras hacer y no te animes, no dejes que el miedo te domine. Mantené tus virtudes en alto y jamás los dejes caer, creo que es la mejor manera de progresar.
=)

Es obvio que va a haber gente mucho mejor que yo en algunos aspectos... pero yo estoy bien con mis pequeños logros, alcanzan para que yo pueda alcanzar mi pequeña felicidad.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Agonizando. Parte II

Lo repito, no voy a dejar de hacerlo: Los días se me están yendo rapidísimo. No puedo creer que en menos de cuatro meses voy a estar sentada en el banco de un aula total y enteramente desconocido, lleno de personas anónimas.
Tengo miedo principalmente porque sé que por lo general siempre me cuesta relacionarme con gente nueva. Siempre fui muy sumisa, tímida e introvertida al momento de conocer a alguien... hay muy pocas excepciones en las que me encontré "segura" y vistosamente simpaticona.

Sinceramente me va a costar mucho despegarme de las pocas a las que considero amigas... como dije antes, me costó -y me cuesta- mucho forjar tanto sentimiento de aprecio recíproco.
No estoy diciendo que después del último día de clases nunca más voy a volver a verlas (algún ser TodoPoderoso me libre!) es que definitivamente no va a ser lo mismo... no voy a pasar la mitad del día con ellas, todos los días... cada una va a tomar nuevos caminos, va a empezar a construir su propia vida... es como si precozmente me arrancaran una partecita de mi ser... porque, seamos sinceros: Yo las considero una parte muy importante de mí, influyeron mucho en mi vida durante estos años, y va a ser difícil acostumbrarme a estar tanto tiempo sin ellas.

Sin embargo, creo que está perfecto que cada una haga de su vida lo que crea más apropiado... es lógico que toda etapa en la vida de alguien está hecha para que tarde o temprano se termine, pero... ¡cuánta nostalgia! ¡cómo voy a extrañarlas...!
Si es que podremos vernos, lo haremos como mucho una vez a la semana... tal vez al mes (me muero). Definitivamente tengo que acostumbrarme a este tipo de cosas.

Espero poder llevarme bien... no sé si con TODOS, pero al menos con la mayoría. De verdad tengo muchas buenas expectativas en cuanto a mi "Nueva vida" y no da que la pase mal desde el principio. No da.
=)

sábado, 17 de octubre de 2009

Agonizando. Parte I

La vida se me está pasando demasiado rápido, como si hojearan al azar un libro de largas páginas, se los juro. Lo digo porque recuerdo toda mi infancia como si hubiera sido hace poco... me acuerdo lo asustada que estaba cuando empecé el jardín, cuando lo dejé... recuerdo cuando empecé a hacer nuevas amigas en primer grado, cuando fui conociendo más a medida de iban pasando los años. Recuerdo cada mirada y cada sonrisa. Todos los llantos y las cargoseadas. Recuerdo la gran mayoría de todo lo que viví, quedó impregnado, tatuado en mi memoria.

Cuando comencé el polimodal empecé a preocuparme al principio, pero después ya no le di demasiada importancia a mis convincciones. Ahora, casi al final del año lectivo y con tantas metas en mente... es cuando me pongo a pensar, y en cierta forma todo se va a acabar... no lo digo por amargada ni por ser una ortiba anti-buena onda, es que es verdad... hay que ser realistas. Estamos llegando al final de este capítulo, y es entonces cuando vamos a tener que avanzar solos hacia el capítulo siguiente.

Ya no voy a escuchar más el timbre para formar, no voy a ver el izamiento de la bandera ni voy a rezar antes de entrar al aula; no voy a tener que vestir un uniforme incómodo ni voy a preocuparme por si me dicen algo por mi forma de vestir; no voy a tener un aula fija, ni compañeros fijos, ni voy a tener horas libres; no voy a compartir las clases con compañeros de mi misma edad, ni mucho menos hacer amigos que tengan la misma edad que yo; la relación con los profesores ya no va a ser tan estrecha, no van a dar los mismos tipos de explicaciones que en el colegio ni mucho menos van a ponerse a dictar conceptos...

Ahora, dentro de poco, voy a empezar mi nueva vida como estudiante universitaria (wow, suena PRO). Voy a tener que grabarme la idea de que cada vez voy a tener más cosas para hacer, y menos tiempo. Tal vez voy a dormir menos de ocho horas diarias y mi pieza sea una biblioteca. Más que seguro empiece a valerme por mí misma empezando a trabajar, forjándome y tratando de independizarme de a poco. Voy a conocer gente nueva, experiencias nuevas, y más que seguro voy a cometer errores nuevos... pero estoy segura de que todos esos errores van a servir para enriquecer las virtudes que me sé ver. Espero poder crecer, no sólo en lo intelectual, sino como persona.

Ayer me fui a inscribirme en la UNLa. Ser licenciada en Turismo, ahora, es y será mi mayor anhelo.
Espero poder llevarlo a cabo.
=)

viernes, 16 de octubre de 2009

Pasos al costado.

No es que sea alguna partecita de alguna canción olvidada que me caracterice sólo mínimamente. Ay, jamás me sentí tan identificada con algo.

Nunca dormí tan poco, tal vez viva demasiado. No reconozco el punto justo donde hay que frenar... Me preguntaba lo que había dado y lo que me habían dejado, me respondieron que la vida hay que ACEPTAR.

De cualquier modo que te toque estar bien, de cualquier modo que te toque estar mal... Mejor abrir los ojos para saber lo que te gustaría hacer.
Debo haber estado dando pasos al costado, PARALIZADO POR EL MIEDO DE SABER LA VERDAD. Me imaginaba que lo que habíamos pasado había quedado PISADO, pero encontramos una nueva forma de hablar. Y es el momento en que todo comienza de vuelta, mi corazón esta alerta y el tuyo también, todo este tiempo vivido me sirve de ejemplo, para NO volver, para no volver, para no volver a CAER.

Tenía miedo, en serio. Ustedes vieron cómo brillaban mis ojos... no quería llorar pero vieron cómo mis ojos se anegaban, vieron cómo me mordía las uñas y vieron cuán colorada me ponía. Sin embargo, la verdad salió a la luz y podría decir que más aliviada no me puedo sentir. Gracias... pero en serio, GRACIAS. Espero que esto haya servido para que todo lo pasado quede atrás y para que aprendamos a ser más unidas. Es lo único que suplico
.
=)

Las quiero muchísimo, chicas. En serio.

Autenticidad.

Me considero extremista, definitivamente. Nunca pude decidirme por un nivel medio en mi vida, siempre llego al borde los límites. O estoy excelentemente bien o estoy sintiéndome la más desdichada de todas las minas que existen; o trato de ser comprensiva y me comporto como la más buena y dulce, o soy la más forra y basura que hay; o soy re callada, no le hablo a nadie y me aíslo, o soy la más quilombera del grupo; o soy la más inteligente o la más torpe... etc., con esas cosas... así, soy así.
Blanco o negro, esas son las únicas opciones que siempre tengo por optar. No existe un gris en mi contexto.
Justamente, creo que el contexto es el que influye en mi forma de ser... lo único que me conforta es el saber que siempre estoy tratando de ser lo que soy y de no tener que tener varias caras para cada situación. Eso no sería ser auténtica, y lo que yo busco es esta vida es... bueh, tal vez no tener que ser auténtica, pero por lo menos tener la tranquilidad de que las personas con las que me voy cruzando en toda mi vida tengan la certeza de que al menos lo intenté... eso se aprecia.
Pero gente, no da ser falso. No da. Si sos como sos, sé como tenés que ser y que te importe nada lo que piensen lo demás.

Tengo que tomar en cuenta lo último. Ser equilibrada, auténtica y sentimentalmente independiente.

martes, 13 de octubre de 2009

Primer paso a Seguir.

Definitivamente creo que uno los objetivos principales que tengo que anotar en mi carpetita de metas en la vida, es aprender a crecer, a madurar y a afrontar.
Antes mis viejos hacían todo por mí y no tenía de qué preocuparme... ahora es como que de a poco tengo que tomar las riendas sola y a veces no sé de dónde agarrarme, como en este caso.
Es obvio que la vida me va a poner trabas, va a ir en viento en contra... me tengo que dar cuenta de que las cosas son así y asá, tengo que entender que si pasan, siempre van a ser por algo.

La cuestión más importante, es que tengo que tomarme las cosas con más optimismo, ser menos dramática. Es incómodo tener que pasar todo el día, todos los días haciéndome problema por cosas que en realidad no valieron nunca la pena. Si la vida te pone trabas, tratá de desenredarte y salí como puedas. Si el viento te viene en contra, aprovechá y dejá que todo te vuele, sentí la brisa en tu cara; Si la corriente te empuja, tomá aire y sumergite... Es que si no arriesgás no ganás... y si querés ver el arco iris, tenés que esperar a que deje de llover. Es así.

Eso es lo que tengo que aprender. De cada etapa mala tengo que exprimir lo bueno, desarmar todo, volver a armar el rompe cabezas y guardar la experiencia para mi aprendizaje. Así es el proceso...
Experimentar, recordar, volver a armar, aprender.

En fin. El procedimiento recién empieza, pero yo no me hago drama. Al menos quiero pensar que no me lo estoy haciendo.
=)

lunes, 12 de octubre de 2009

Maldita sinceridad...

Para ser sinceros debemos procurar decir siempre la verdad. Esto parece muy sencillo, pero muchas veces cuesta más de lo que se cree. Se utilizan las "mentiras piadosas" para ocultar cualquier cosa que para nosotros es una tontería, pero que en realidad a la persona que mientes haces daño, y esta pequeña mentira que en un principio nos es nada se va haciendo más y más grande hasta que la verdad se acaba sabiendo y sorprendiendo a quien mientes.
La persona sincera siempre dice la verdad, en todo momento, aunque le cueste, sin temor al qué dirán. Ya que vernos sorprendidos mientras mentimos es más vergonzoso aún.
Al ser sinceros aseguramos nuestras amistades, somos más honestos con los demás y a la vez con nosotros mismos, convirtiéndonos en personas dignas de confianza por la autenticidad que hay en nuestra forma de comportarnos y nuestras palabras.


--------------

Las pelotas, sinceridad de mierda. Conmigo es todo al revés, hacés que me pelee con todo el mundo. Si estoy bien con alguien estoy mal con otro.
Primero me hiciste perder a la que fue la mejor amiga que pude tener. Después me hiciste perder otra amiga importante: Por tratar de ser sincera y querer que lo sepa todo, hiciste que pierda la confianza en mí y desde ese momento nuestra relación es entera y completamente distinta.
Por culpa tuya hice sufrir a un montón de gente, perdí un montón de amigos...
Ahora por culpa tuya estoy sumergida en una burbuja de quilombos. Te odio, Sinceridad de mierda, te odio con toda mi alma...

viernes, 9 de octubre de 2009

Invisible.

Hace varias semanas me prometí y me juré a mi misma... me propuse definitivamente que dejaría de ser tan confianzuda. Me repetí mil veces que no voy a confiar cosas importantes para mí a nadie más, a menos que me den demasiados motivos para hacerlo.
Hacerlo me trajo problemas durante muchos años, y a pesar de que tal vez creía que soltarme iba a ser lo mejor para mí... al final todo sirvió para hundirme hasta lo más profundo. A largo plazo siempre terminaba sufriendo, no me sentía tranquila.

Ahora, siento que el hecho de ser un poco más cerrada me provoca más problemas que al principio. No hablo de problemas "sociales" concretamente. Hablo de problemas anímicos, sentimentales.

Una vez había leído que la mejor manera de descargar la angustia es hablando con alguien, porque si no, te convertís en una especie de bolsa que, a medida que se infla más y más, termina por explotar, tal vez de la peor forma.

A mí me pasó eso hace no muchos días. Sentía que no le podía contar nada a nadie, me sentía repleta, llena, claustrofóbica. Un día no aguanté más y una pelotudez hizo que todo se rebalzara y no aguanté más...

Ustedes dirán 'pendeja, dejá de hacerte tanto problema', pero de verdad, siento que no puedo contarle más nada a nadie. Hacerlo hace que me juzguen y me prejuzguen. Me hace sentir repudiada, olvidada. Ahora no puedo contarle nada nadie porque no me siento en condiciones, nunca lo estuve, bah.

Siempre me sentí como la excluida, la aparte, la desubicada. Lo repetí mil veces esto, y no voy a dejar de hacerlo. ME SIENTO ASÍ, no me siento parte de nada.

Cada vez que surge algún problema, si puedo evitarlo, lo evito y listo. Pero les aseguro que soy la más suceptible, y me es imposible no contagiarme o no percibir la mala onda. Soy muy receptiva con esas cosas. Y si noto que a alguien no le interesa saber cómo estoy -o, si vamos al caso, no les intereso yo-, simplemente me alejo y ya está. Prefiero hacer eso antes que ir y sentirme como la aparte, la ignorada. Esa es la razón por la que me está costando tanto encontrar gente a la cual confiarle mis cosas... justamente porque toda mi vida me costó sostener aunque sea una amistad fuerte durante mucho tiempo, y por lo tanto, una confianza mutua.

Ya no sé qué hacer con esto, es horrible.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Game over.

Basta, la cosa se acabó.
NO voy a pensar más en vos ni voy a dirijirte la mirada. No voy a pensar más en nada de lo que me pasó con vos ni voy a guardar rencor por eso.
NO voy a hablar de vos con nadie más ni tampoco voy a escribir más sobre vos.
NO voy a escuchar nuestras pasadas canciones (y si es que las escucho, no voy a recordar nada más), ni voy a tener presentes ninguna promesa que hicimos, nada.
Voy a hablarte como a cualquier otra persona, voy a saludarte como a cualquier otra persona, voy a mirarte como a cualquier otra.
Voy a empezar a forjar mi verdadero yo, basta de dependencias estúpidas y obsesivas.
NO voy a darme más motivos para pensar, voy a pasar de largo.
NO voy a hacerme más la cabeza, no voy a sufrir más por cosas que ya no merecen ser sufridas, no.
Ni un llanto, ni una lágrima más por nada, basta.


A partir de: YA.