lunes, 23 de noviembre de 2009

81 a los 18.

Llamalo como quieras. Exceso de estudio, estrés, cansancio, falta de costumbre, no sé.
Pero últimamente siento que todos los efectos secundarios de mi cuerpo al encontrarme en un pre-final son enteramente psicológicos. Tan solo pensar en estudiar o ver esa pilota de carpetas/ apuntes/ cuadernos/ etc. hacen que me violen los dolores de espalda, contracturas, dolores de cabeza, de cuerpo...

Lo peor que te puede pasar al momento de ponerte las pilas es estar desganado, te lo juro. No hay enemigo más atroz.

1 comentario:

Adolfo Payés dijo...

En esos momentos la energías son necesarias pero aveces nos traicionan..

Un gusto leerte

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos

Que tengas una muy buena semana..