jueves, 19 de noviembre de 2009

Nobody's perfect, man.

Les comento una situación cuestionable.

Te peleás con alguien, todo está mal (En realidad no necesariamente las cosas están mal de las dos partes). Las leyes en el código dicen que jamás se hablarán, jamás se mirarán, jamás nada de nada.
Y fin de la sitación, todo pillo ^^.

Bueh, si supuestamente no te importa más nada de ese alguien con quien te peleaste, supuestamente vas a dejar de hablar de él, no? Mucho menos con personas que son sus allegados, y ni hablar con sus más queridos amigos!
Tengo la hipótesis -casi afirmada- de que lo que más rápido se olvida es un favor, mientras que te es tan pero TAN difícil olvidarse de las ofensas que lo primero que se le ocurre a la gente es sacar el tema en cualquier momento de alguna conversación, con la demostración de calentura a flor de piel y con la vena en carne viva.

O sea... un poco de moral: Si no te importa más, ya fue, no hay necesidad de pudrir a los demás también, no?

Bah, qué se yo, yo trato de no hacerlo. Nobody's perfect, man.

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me gusta tu reflexión. excelente..

Gracias por compartirlo.. no hay nadie perfecto..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Emi dijo...

eso es para mi? decimelo en la cara !"#$"#$%$ jajaj re enojadaXD. nada de verdad es para mi?
si puede ser, pero yo soy tan calentona que minga me olvido, me re cuesta xd
ns vemos mañana te quiero
besitooo boba =)