sábado, 13 de marzo de 2010

Psicosis de m*erda y la REP! mother.

En el día del cumpleaños de tu hermano me desperté triste... al igual que otras veces, no me dejaron ir con vos... y otra vez, sin motivo alguno.
Por alguna razón horas más tarde aparecí en tu casa, y cualquiera porque te habían hecho un video a vos (¿?), jaja.
Todavía no habías llegado, entonces me quedé haciendo tiempo mirando la cinta. Era un video con fotos y videos tuyas de bebé, hasta que creciste. Era hermoso, lo ponía a cada rato porque me encanta verte así, tan chiquitito, tan hermoso como lo sos ahora.

Seguí sintiéndome triste porque no iba a poder ir a la fiesta de tu hermano. Y en eso ví llegar, tan lindo como lo fuiste siempre, pero noté algo distinto en tu cara... ya sabías que no podía ir al cumpleaños, debió ser ese el motivo de tu seriedad.

- Ya te dí demasiado tiempo, Liza.

Cuando dijiste eso te juro que se me erizó toda la piel de miedo... la última vez que no habíamos podido salir juntos -sin motivo- obviamente quedaste molesto conmigo, diciéndome que para la próxima vez tenía que ser -con mucha razón- distinta. Recordé que tenía que cambiar mi actitud, que no habría motivo para no estar con vos las veces que quería... pero era algo inevitable con la ayuda de mi pobre carácter.
Me dijiste que ya tuviste suficiente, que habías soportado demasiado, que las cosas no podrían seguir así. Yo te seguí por la calle tratando de convencerte de algo que ni siquiera yo sabía qué era, no se me ocurrió nada que decirte porque tenías razón en todo lo que me reprochaste =(.

Me dijiste que querías lo mejor para mí, que querías darme todo de vos pero no podías si yo no trataba de poner lo mejor de mí también. Lloré porque tenías razón, lloré porque entendí lo que me quisiste decir... porque preferías el fin para nuestra relación si no hacía algo para evitarlo.
Mis lágrimas te contagiaron y no pudiste evitar llorar también. O sea, los dos sabíamos que las cosas no podían seguir así, pero nos amamos, ¿por qué cortarse todo entonces? =(
Te abracé sollozando, diciéndote que no quería estar lejos de vos, tratando de hacerte entender de que el dejarme significaba una condena para mí, pero vos no querías ceder, no podías evitar mostrarte dolido. Fue la despedida...

En eso me muevo sobresaltada, y con el mismo miedo que sentí cuando me dejaste abrí mis ojos anegados, como todas las veces que sueño este tipo de cosas horribles.
Casi me pongo a llorar en serio, o sea... seguía dormida todavía. Al pasar los segundos recordé que hoy es el cumpleaños de tu hermano, que mañana cumplimos dos años, que quiero verte, que te extraño.

No puedo creer que siga soñando estas cosas. ¿Será que de verdad tengo miedo a que me dejes por este tipo de motivos...? Sé que a veces te cansás, se ve que por eso estoy pensando todo el tiempo en eso.
Espero que esta noche, mientras comemos torta con tu hermano... podamos vernos.

3 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Esos sueños son horribles.
Yo tambien suelo soñar que mi novio me deja y te juero que me despierto con la sensacion de que realmente es asi y el dolor en el pecho es tan grande que solo se detiene llorando...

No se porque sucederan, pero son horribles...

Besos

ian dijo...

Ojalá.

R dijo...

Todos tenemos esos sueños feos, pero bueno, fue un sueño y nada mas (:
Liz, no hay problema, seguramente nadie llegue a las 8 en punto jaja, ahora te agrego al msn y apenas te veamos conectada bet o yo te agregamos a la conversacion.
Besos (: