jueves, 17 de febrero de 2011

Cuando Dios da un portazo...

No soy una veterana loco, con 19 años no tengo más experiencia que el jefe mayor de la tribu de Pocahontas viste, pero a pesar de no haber llegado ni a la segunda década de vida, creo que me pasaron suficientes cosas para incluír algunas de mis anéctodas a la lista de "ojalá que nunca te pase": y voy desde la puteada que te sale cuando tu dedo chiquito se choca con la esquina de la cajonera, o de la indignación que sentís cuando ves que una nena de cuatro años se viste con mejor ropa que la tuya... HASTA LA IMPOTENCIA DE DARTE CUENTA DE QUE TOMARON A ALGUIEN MÁS EN EL LABURO EN VEZ DE TOMARTE A VOS. Por cosas que resbalan de nuestras manos como arena, no podemos evitar que esto pase. No importó si tuviste más experiencia, si por ahí estabas más apta... TOMARON A LA OTRA EN VEZ DE A VOS.

Al principio me sentí indignada, absorta, anonadada, perdida, me negaba a creerlo. ¿Cómo pudo ser posible? Dios ni siquiera se había ocupado de cerrar sigilosamente la puerta. Con toda la ilusión y atención que tenía puesta en la entrada, me golpeó la nariz de un portazo dejandome tildada por un tiempo y me mostró sin restricciones que esa persona había llegado más alto que yo y con menos esfuerzo. "¡Él abre ventanas, ya vas a tener otra oportunidad!" - me decían, ¡el problema era que yo no veía ni una fisura en la pared!
Sin embargo el Lunes recibí una llamada que me hizo volver a las estrellas. Me negué a ilusionarme de vuelta pero siguieron llamándome, siguieron dándome a entender que les gusto, que "sería algo postivo para el lugar"...

NI HABLAR, no es el hotel donde realmente quería trabajar desde el principio y cuyo lugar ocupa otra persona, pero este es lindísimo con sus cuatro estrellas, la gente también, me encanta más que comer Lemon Pie con mucho merengue. ¡Así que espero que esta ventana permanezca abierta! De verdad tengo muchas ganas de trabajar.
No tuve la suerte de trabajar acá...

Pero ojalá que no sea lo mismo con esto :)

"Lo opuesto del trabajo no es el ocio, el juego o la diversión, sino la pereza, el hecho de no invertir nuestras aptitudes".

7 comentarios:

Tuto dijo...

Tendrías que poner la foto del Sofitel visto desde afuera, esa foto sacada contrapicada, donde se ve la torre =O.

Florencia dijo...

ah tranqui los hoteles eh,no son muy lujosos :T me alegro que empieces a trabajar,que te vaya muuuuy bien :)

J. dijo...

Bueno, por lo menos tienes una oportunidad con este ! Muchísima suerte (:

Adolfo Payés dijo...

Un placer leerte


Un abrazo
Saludos fraternos..

Que pases un bello fin de semana..

Carolina dijo...

Liza :)
que bueno que conseguiste un trabajo..
no será donde vos querías pero es un comienzo..
uno no siempre empieza con el trabajo soñado..antes hay que pasar por muchos trabajos que nada que ver y que quizas hasta odies..pero luego llega..te aseguro que llega..
besos! y espero que estes muy bien :)

La loca de los gatos dijo...

Bueno, pero al fin y al cabo el hotel es muy bello tambien (: suerte !

Agus Galván dijo...

Que se yo... son las cosas de la vida... de todas formas el hotel nuevo esta barbaro; ademas tenes solo 19 años!! quien de esa edad puede darse el lujo de trabajar en un lugar asi? pensalo!! saludos ;) ya tendras otras oportunidades...