sábado, 26 de febrero de 2011

Brake

El humo del colectivo hizo llorar mis ojos al bajar. El ruido de la cuidad parecía no afectar a nadie y la gente caminaba por todos lados, desesperada, automatizada, apurada por llegar a alguna parte, sin prestar atención a lo que tenían alrededor.

Pero al llegar al andén del tren algo captó mi atención... miré hacia arriba y en lo alto de un árbol muchas cotorritas susurraban entre sí. No las podía contar, eran seguramente más de diez; no las podía divisar, era como si disfrutaran de enconderse entre las hojas y las flores que abundaban en lo alto. Lo único vistoso era el cielo, más allá, en ese entonces despejado y tan azul que encandilaba.

Las flores rosadas que las avecitas tiraban caían en el andén del frente, girando en el aire, deslizándose con cautela, y cuando volvía a mirar estaban ellas otra vez, volando, cantando en voz baja junto a algún que otro picaflor que de vez en cuando llegaba a ver entre lo imperceptible. Para mi sorpresa estaba sonriendo, me dí cuenta de que inconcientemente lo estaba haciendo, disfrutaba de ser espectadora de algo tan simple pero bonito...

... y entonces un ruido de rieles me distrajo.

El picaflor se apoyó sobre los cables que estorbaban mi vista al cielo. El tren llegó y terminó de estorbar mi vista, un hombre exhaló el humo de su cigarrillo muy cerca de mi cara y caminé hacia el tren. Volví a la realidad.
(Bueno, al menos los segundos de mi descanso de la rutina habían sido lindos mientras duraron).

5 comentarios:

Florencia dijo...

Las cosas más sencillas de la vida, son las que más se disfrutan.
Hubiera dado mucho por ver ese espectaculo de cotorritas.

Leo Timossi dijo...

Todo es realidad. Solo que a algúnas cosas, menos bonitas, más palpables, estamos acostumbrados. Pero todo está ahí. Las cosas lindas son también partes de este mundo! No dejes que un poco de humo te vicie el aire, que está bueno salir a respirar.

Adolfo Payés dijo...

Siempre es un gusto inmenso deleitarme de tu blog...
Excelente..


Un abrazo Inmenso
Con mis saludos fraternos de siempre.
Que disfrutes del fin de semana.

Florencia dijo...

Gracias por esos comentarios taaan largos en mi blog :D La verdad que me ponen feliz!

Crazy little things dijo...

Que lindo texto :)
Un beso!
suerte